Levadura Fresca
Levadura de Panificación de uso Industrial LEFERSA: de la variedad “Saccharomyces cerevisiae”, obtenida mediante controlados procesos de fermentación, separación y concentración a través de filtros al vacío, que le otorgan una gran actividad y eficacia fermentativa. Se emplea para fermentar todo tipo de masa en las siguientes dosis recomendadas: Pan Francés 1,0 – 3,0% Molde, Frica, Hamburguesa 2,5 – 4,0%; Hallullas 1,0 – 2,0%; Masas Dulces, Pan de Pascua 5,0 – 9,0%. Estos porcentajes variarán según la época del año, temperatura, humedad del medioambiente, tipo de salón y proceso de elaboración empleado. Existen factores que retardan la acción de la levadura, tales como la sal si se encuentra en concentraciones superiores a 3% sobre el peso de la harina, producirá una disminución de la fuerza fermentativa, ya que inhibe el desarrollo de la levadura.

Siempre utilice primero la levadura con fecha de vencimiento más próxima que tenga en stock. Lleve al salón solamente la levadura a utilizar en el turno, de este modo evitará que la levadura sufra cambios de temperatura que puedan afectar su poder fermentativo. Evitar mezcla directa con la sal; ya que ésta actúa como un inhibidor del crecimiento y desarrollo de microorganismos. La levadura se debe desgranar para ser adicionada a la masa. Si lo desea también puede disolverla en agua.

Debido a su alta capacidad fermentativa logra un excelente volumen en las piezas. Fácil de usar y dosificar. Se desgrana fácilmente favoreciendo la dispersión en la masa. Contribuye el sabor y aroma característico del pan, además de otorgar una esponjosidad y alveolado deseado en la miga.
El producto debe conservarse refrigerado a temperatura entre 1º – 5 ºC. Procure dejar espacio entre las cajas para favorecer la circulación del aire. Su duración en las condiciones señaladas anteriormente, es la indicada en el envase. Presentación: Caja de cartón de 10 kilos conteniendo 20 unidades de 500 gramos.